En los últimos años, las demandas de clínicas de cirugía estética han aumentado. Tanto el ejercicio como la dieta sana son indispensables en nuestra vida, nos ayudan a mantenernos con buena salud y, en ocasiones, conseguir una buena figura. Sin embargo, existen momentos en los que esto no resulta suficiente y se necesita un poco de ayuda. La abdominoplastia, al igual que las demás modalidades de intervención estéticas, tiene como objetivo mejorar el aspecto físico de la persona mediante procedimientos quirúrgicos. Aunque la cirugía estética no esté del todo bien aceptada en nuestra sociedad, es una solución a unos problemas más comunes de lo que piensas. En este artículo te explicamos todo lo que debes saber de la abdominoplastia.

 

¿Qué es la abdominoplastia?

 

La abdominoplastia es un procedimiento estético quirúrgico que tiene como objetivo tonificar la parte del abdomen que sufre de flacidez y exceso de grasa. Las razones por las que una persona padezca de este tipo de abdomen pueden ser muy diferentes. Es importante el paso previo a la cirugía, que consistirá en visitas periódicas al cirujano especialista para comprobar el estado de salud del paciente, su estilo de vida, recomendar unos consejos y planificar detalle a detalle la metodología que seguirá para prever los resultados. Estos resultados deben estar en consonancia con los deseos del paciente y con lo que el cirujano recomiende en base a su situación.

 

La incisiones de la cirugía del abdomen variarán según el estado del paciente. Pueden realizarse en las caderas, en el ombligo, en el abdomen central, etc. Se buscará siempre que la cicatriz sea lo más invisible posible, y se encuentre en zonas estratégicas que pueda ocultarse tras la ropa interior.

 

En el proceso de la abdominoplastia, existen muchos factores que afectarán a los resultados del paciente, como son el estado de la piel, la cantidad de grasa a extraer, etc. Una vez extraídos la grasa y el tejido sobrante, se procederá a estirar la piel del abdomen para eliminar las estrías que el paciente pudiera tener.

 

Recomendaciones básicas para realizarse una abdominoplastia

 

Como hemos mencionado anteriormente, es necesario seguir los consejos del cirujano cuando estudie el caso del paciente. Sin embargo, existen una recomendaciones que pueden aplicarse de forma general. Estos son:

 

  • Dieta equilibrada: tener una buena alimentación puede ayudar a enfrentar mejor cualquier tipo de intervención quirúrgica. Estar sano influye mucho durante la cirugía del abdomen y en su posterior recuperación. Frutas, verduras, legumbres, cereales integrales, etc.
  • Ejercicio físico: no es necesario estar en muy buena forma, pero al menos se recomienda comenzar a realizar ejercicio dos o tres semanas antes de la cirugía. De esta forma, se fortalecen los músculos, se acelera el metabolismo y ayuda a que los resultados duren más.
  • Informar sobre tu medicación: si estás ingiriendo cualquier tipo de medicamento, es necesario informar al cirujano al respecto y seguir sus consejos para que no afecte en el momento de la operación.
  • Olvídate del tabaco: la cirugía puede complicarse debido a los efectos del tabaco en tu cuerpo. Para prevenir riesgos y mejorar la salud, es necesario dejar de fumar varias semanas antes de la intervención.

 

Estos son algunos consejos que se pueden seguir para prepararse para una cirugía del abdomen. El aspecto físico mejorará, y no solo eso, sino que el autoestima y la confianza en uno mismo aumentará.

 

¿Qué riesgos conlleva una abdominoplastia?

 

Como toda intervención quirúrgica, la abdominoplastia también conlleva riesgos. Éstos están asociados a riesgos de operaciones como pueden ser moretones, infecciones, malas cicatrizaciones, formación de coágulos de sangre, etc. Los dolores en el área de incisión, la irritación o la inflamación también son riesgos que es muy posible correr en el postoperatorio de la cirugía de abdomen.

 

Para reducir la probabilidad de estas complicaciones, el cirujano que se escoja debe ser un experto y contar con los títulos pertinentes. El equipo y las instalaciones son también importantes a la hora de escoger una clínica de cirugía estética. Estar actualizados, tanto en metodología quirúrgica como en instalaciones, es una ventaja para el procedimiento y para los resultados que se quieran obtener.

 

El postoperatorio de una abdominoplastia

 

Para recuperarse rápidamente y sin inconvenientes, se deben seguir al pie de la letra las instrucciones del cirujano. De éstas dependerá la rápida recuperación del paciente. Aun así, se pueden tener en cuenta las siguientes precauciones:

 

  • Mantener reposo el tiempo indicado y no realizar ningún esfuerzo físico durante él.
  • Caminar unos pasos al día para poder activar la circulación sanguínea.
  • Seguir una dieta equilibrada y con alto contenido en fibra.
  • Evitar, hasta que el cirujano lo recomiende, acudir a saunas, jacuzzis, piscinas, playas, etc. Todos los lugares donde se exceda la humedad y pueda infectar la zona de la incisión.
  • No fumar, ni beber alcohol.

 

Es necesario analizar bien la situación de cada uno de cara a practicarse una abdominoplastia. Si tienes dudas al respecto, lo mejor es consultarlas con un cirujano especializado en el tema.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here