La vuelta al cole es un evento para toda la familia, y eso es innegable, septiembre es el momento en el que vuelve la rutina y los horarios vuelven a cuadrarse para que los más pequeños puedan disfrutar del cole y las demás actividades, mientras los papás cumplen con sus obligaciones.

Cuando ya se consigue acabar con los libros, los materiales escolares y la renovación de vestuario, ahora llega la hora de elegir entre las múltiples actividades extraescolares que nuestras localidades nos ofrecen. Muchos padres utilizan estas actividades para tratar de ofrecerles a sus hijos más oportunidades de triunfar en el futuro, Esta opción, por supuesto es muy aceptable, pero quizá, esto no cause en su hijo el efecto que usted desea y acabe rechazando dicha actividad. Nuestros pequeños pasan la mayor parte de su día en el cole, estudiando y realizando actividades que en su mayoría no son por elección propia y no les suelen gustar demasiado, por lo que las actividades extraescolares, deberían darles la oportunidad de practicar o aprender algo que realmente los motive, algo en lo que ellos realmente deseen invertir su tiempo.

Estas actividades, si son elegidas por ellos, puede proporcionarles múltiples beneficios, como los que veremos a continuación.

Por norma general, las actividades que nos resultan gratificantes y nos gustan, se nos suelen dar bastante bien, si esta premisa se cumple, los pequeños reforzarán su autoestima en las actividades extraescolares.

caallito Los niños vuelven a equitación

Otro punto importante es la tolerancia al fracaso, ya que su motivación será tal, que no se derrumbarán ante el primer obstáculo, sino que lo considerarán parte de su aprendizaje

Y sobre todo aprenderán que el esfuerzo y la constancia serán la clave para conseguir sus metas.

En esta ocasión vamos a centrarnos en una actividad que cada vez tiene más adeptos por todo lo que aporta a los que la practican, la equitación, si a tus hijas e hijos les encantan los animales y en especial los caballos, no dudes en animarlos a realizar esta magnífica actividad, ya que es completa y conseguirán un desarrollo físico y psíquico perfecto para él o ella.

 

  • El desarrollo físico de los niños es una parte muy importante de las etapas tempranas, de hecho, esta es la razón por la que la educación física sea una asignatura curricular. Pues, siguiendo línea, la equitación consigue desarrollo muscular, fortalece los músculos y mejora su control de movimientos.
  • El equilibrio, y el control de la postura erguida, son solo las primeras mejoras que notaremos, pero son solo el principio.
  • En la equitación se tienen que coordinar sus propios movimientos con los del caballo, por lo que es una actividad que requerirá constancia y concentración.
  • Esta actividad, también les ayuda a superar el miedo y a resolver problemas con una independencia mucho mayor, por ello es una terapia muy recomendada para niños con fobias o terrores.
  • Aumenta su confianza, en los demás y en el animal, así como en sus propias habilidades, ya que de la colaboración de todos dependerá que la actividad se lleva a cabo como todos desean.
  • Por último, pero no menos importante fomenta el respeto a la naturaleza y a los animales ya que en todo momento el cuidado del caballo será parte de la actividad, y será su responsabilidad que el animal está bien. Estas responsabilidades irán aumentando según la edad del jinete, pero para sus ojos, desde el primer momento tienen que sentirse responsables del bienestar del caballo

 

Todas estas ventajas, son las que esta actividad nos ofrece, unido a que los niños se divierten y disfrutan de ella si realmente desean practicarla. Lo único que debemos remarcar, es la importancia de la seguridad, por ello aconsejamos que todos los utensilios necesarios para realizarla sean de primera calidad. Una empresa con amplia experiencia en estos artículos es Equitación Valverde, que desde su página web nos muestra una amplia selección de calzado, monturas, bocados, y demás útiles realizados por expertos y con materiales gran calidad, para que podamos disfrutar con el menor riesgo posible.

El miedo que muchos padre sienten ante que sus hijos realicen esta actividad, no es infundado, ya que los caballos son unos animales grandes y fuertes, y a veces puede asustarse por algo que no esperamos y causarnos un gran problema, si no sabemos cómo actuar, sin embargo los animales que se utilizan para la equitación con niños, es decir para la iniciación a la equitación a edad temprana, son animales muy dóciles, y bien domesticados, no se utilizan animales enteros ni muy jóvenes, ya que su carácter puede ser más impredecible, utilizan animales que en pocas palabras “los monitores conocen bien”. Por norma general en el niño nunca estará solo con el caballo hasta que no tenga la práctica suficiente, irá acompañado por un monitor que guiará al caballo desde el suelo o montado con el niño. Y si aún se quiere mayor seguridad, siempre se puede recurrir a un poni, que aunque su carácter pueda ser igual que el de un caballo, si hubiese una caída, sería muy diferente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here