Realizar actividades al aire libre es una de las mejores formas de pasar tiempo con la familia. Pero muchas veces los padres no saben cómo planificar un camping en familia.

Recuerda que viajar con hijos en ocasiones puede ser complicado, sobre todo si son adolescentes. A menudo están más interesados en sus amigos, las redes sociales, etc.

Tips para planificar un camping en familia inolvidable

La buena noticia es que si sigues estas recomendaciones tendrás un camping en familia que todos disfrutarán y recordarán con emoción. Usa estos consejos para planificar tú acampada con la familia y no olvides que al final el objetivo es desconectarse un poco de la ciudad y la rutina diaria.

Escoge el camping adecuado

Lo más recomendable es optar por campings que te brinden servicios que se adapten a las necesidades de tu familia. Algunos campings cuentan con campos de juego, áreas de natación, parques infantiles, arroyos, ríos, etc.

%name Cómo planificar un camping en familia

Haz que la planificación del camping sea un asunto familia. Pide a tus hijos ideas sobre qué hacer o qué cosas ver durante la acampada. Puedes usar Internet para encontrar el camping adecuado en función de sus servicios y actividades.

Planifica actividades para toda la familia

Al planificar un camping en familia es importante que te asegures de incluir actividades que todos puedan disfrutar. Los adolescentes quizás no disfruten tanto de las actividades al aire libre como lo hacen los niños pequeños.

Lo ideal es incluir actividades propias de jóvenes y adultos como los juegos de mesa, el senderismo, los paseos en bici o el kayak. Al organizar estas actividades tus hijos se mostrarán más dispuestos a participar.

Incluso hacer una fogata para asar malvaviscos y observar las estrellas son actividades de camping muy agradables.

No dejes pasar la oportunidad de hacer fotos

Los campings más modernos pueden incluir WiFi y recepción móvil. Pero cuando estos servicios son limitados tus hijos probablemente se sientan frustrados por no poder consultar sus redes sociales o enviar textos.

Pero nada de eso puede evitar que todos en familia disfruten del camping. Hacer fotos del lugar que se visita es un excelente pasatiempo para niños y adultos. De hecho, a los adolescentes les encanta hacerse fotos todo el tiempo.

Por lo tanto, asegúrate de motivar a tus hijos a que tomen fotos durante el camping para registrar su experiencia. De esa manera podrán compartir los recuerdos del viaje con sus amigos.

Además, la naturaleza ofrece infinidad de paisajes de gran belleza que se pueden capturar en una foto. Quien sabe, quizás tus hijos terminen descubriendo su pasión por la fotografía.

Planificar con antelación

Los campings, especialmente aquellos que se encuentran en zonas populares, se llenan rápidamente. Por ello, lo mejor es reservar un camping para familia con varios meses de antelación.

Esto además te dará tiempo para planificar tus actividades entorno al lugar donde acamparás. También puedes involucrar a los niños para que opinen sobre lo que les gustaría hacer o los artículos que deberían llevar.

Organiza tu equipo de acampar

Al reservar parcelas para camping no olvides que debes llevar equipo de acampar. Por lo tanto, organiza tu equipo en bolsas para facilitar su acceso cuando llegues al camping.

Utiliza recipientes de plástico transparente o cajas de cartón para guardar suministros de cocina, sacos de dormir, equipo de tienda y otros equipos necesarios.

Lo recomendable es guardar estas cosas en compartimientos separados. Es decir, al organizar todo con anticipación te aseguras de no perder tiempo a tu llegada y contar con todo lo necesario para disfrutar tu viaje.

Trae a un amigo

Tus hijos estarán mucho más felices si invitas a sus amigos al camping. Solo necesitarás una carpa adicional para que ese amigo también disfrute de la acampada.

Además, cuando tus hijos viajan con sus amigos no se sienten tan lejos de su entorno social al que están acostumbrados. Y eso no es todo, todas esas oportunidades para hacer fotos durante el camping cobran más relevancia cuando un amigo aparece en ellas.

Toma en cuenta los posibles desafíos

Tú conoces mejor que nadie a tus hijos y la forma en que pueden responder a diferentes situaciones. Puede ser que tu pequeño todavía no este entrenado para ir al baño.

Si ese es el caso, no olvides empacar un inodoro de viaje para colocarlo fuera de la tienda de acampar. Incluso, si tus hijos se despiertan muy temprano, asegúrate de llevar un par de cuentos o juguetes para mantenerlos ocupados por la mañana, cuando todavía tienes los ojos nublados.

Piensa en la seguridad

En su mayoría, los campings brindan las condiciones de seguridad necesarias para las familias. Pero también hay aspectos que como padres siempre debes tener en mente.

Una vez que llegues al camping, establece reglas básicas sobre hasta dónde pueden andar tus hijos. También es conveniente que les indiques lo que deben hacer si se pierden.

Puedes darles un silbato para que lo usen si se separan del resto de la familia. Toma en cuenta ciertas características del camping que podrían ser peligrosas: una carretera cercana, arroyos rápidos, acantilados, etc.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here