Las vacaciones en familia son algo fundamental para formar vínculos entre chico, jóvenes, adultos y mayores. Está claro que esto puede implicar un reto para todos y de diferente manera para cada uno de los miembros de tu familia. Los retos son especialmente una meta personal y nos facilitan identificar los riesgos y posibilidades que tenemos de conocer más a nuestra familia y sobre lo que cada uno de ellos piensan de sí mismos.

¿Cómo puedo hacer que mi familia pase tiempo junta en unas vacaciones en casa?

 

La palabra que en realidad buscamos es “unida”. Una familia junta no se refiere a lo que muchos piensan como convivencia armoniosa, en realidad termina siendo una convivencia forzada, en la cual todos los integrantes se sienten fuera de lugar y fuera de tono con respecto a sus familiares que lo rodean ¿Cuántas veces no hemos sido invitados a la comida de una tía que se lleva mal con algún familiar y terminan hablando de ese tema en particular del que nadie quería saber? ¿Cómo nos sentimos cuando somos invitados, pero no deseados? ¿Podemos cambiar ese aspecto de la reunión? Por supuesto ser invitado es una cortesía que implica muchos ademanes y quizá momentos incomodos ya que todo el mundo tiene que ser amable con el invitado, pero no necesariamente sentir agrado por él.

No reúnas gente toxica.

Si en ocasiones anteriores pasaste por la penosa situación de soportar comentarios, actitudes y situaciones toxicas ¡Evítalas! Evitando a esa persona. No solo basta con parecer educado y comportarse de forma carismática, muchas veces tenemos un familiar toxico que nos genera malos ratos, las vacaciones son para que tú y tu familia se relajen, ¡No situaciones toxicas, por favor! Nadie quiere comentarios sarcásticos o malintencionados durante estos periodos de descanso. Siempre encontraras una manera sencilla de hacer llegar el mensaje a esas personas que te hace daño así que hazles una invitación a que dejen de hacerlo o se aléjate educadamente.

vacaciones casa familia Como pasar unas vacaciones en casa con tu familia

Implica los gustos de otros

La mayor parte del tiempo creemos que o que nos gusta o podría llegar a gustarle a otros, pero ¿Es esto cierto? ¿Puede tu familia armonizar con tus gustos y aficiones? Lo posible es que en cierta medida lo encuentren entretenido o bien intencionado si es que tratas de mostrarles, pero la atención debe ser bilateral. Cuando alguien de tu familia preste atención a tus actividades favoritas significa que le apetece probar lo que tienes que compartir, de la misma manera debes aprender a recibir aquellas nuevas experiencias, opiniones y gustos de tus seres queridos más cercanos, para estas vacaciones en casa será fundamental conocer los gustos de todos, pero no obsesionarse con eso, sino hacerlo funcionar de manera orgánica.

No temas al rechazo.

Nuestra familia puede ser difícil de tratar, así que hay que abrirse con ellos. Trata de aportar tus sentimientos más íntimos con respecto a lo que sientes por cada uno, al igual que en esas intervenciones de celebridades que se ven en la televisión, todos deben quizá llorar o enojarse, reír e incluso reconciliarse, es parte de empatizar con tus seres queridos y mostrarles la confianza que les tienes o que te tienen.

¿Por qué vacaciones en casa?

Habiendo tantos lugares a los cuales ir y nos decidimos por quedarnos encerrados en casa. Bueno, no precisamente encerrados en casa, puede haber cientos de cosas que una familia puede hacer, pero sencillamente ¿Cuánto tiempo pasan en esa pequeña o grande, abaratada o costosa morada y patrimonio que tanto lucharon por tener? ¿Cuánto de ese tiempo aprovechan para pasarlo juntos y conocerse realmente? Las vacaciones en casa nos dan un panorama amplio de la situación actual del hogar, los niños reconocen las responsabilidades por venir, los jóvenes valoran su estilo de vida, los adultos valoran sus logros y los adultos mayores aprenden de los más jóvenes y de un universo nuevo de posibilidades que se abre en la actualidad.

Como resultado de esto.

Tendrás una comunicación más fluida con todos en tu núcleo familiar, poseerás la capacidad de conocer sus problemas y apoyarlos para resolverlos y la cotidianidad se volverá mucho más amena, porque ¿Cuántas veces hace falta ver a los padres discutir? ¿Es necesario que los niños lloren para tener lo que desean? ¿Por qué los mayores no pueden estar de acuerdo con las ideas de los jóvenes todo el tiempo? Todo empieza por la comunicación y el tiempo que se dedican los unos a los otros, ¡Inténtalo! Toma unas vacaciones lejos del exterior y comunícate con tu interior y el de tus seres queridos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here