Este sistema educativo fue creado por la italiana María Montessori a principios del siglo XX. Una científica y psiquiatra avanzada a su tiempo que desafió al mundo educativo y que luchó por ser escuchada en un mundo de hombres. ¿Sabes que fue la primera mujer italiana en doctorarse en medicina? Hoy, con su avanzada propuesta, la también pedagoga Montessori, vuelve a ser escuchada.

A pesar de haber nacido hace más de un siglo, el método Motessori está, ahora, más vivo que nunca. Esta manera de educar se ha convertido en una referencia teórica para maestros y padres que buscan formas alternativas de potenciar las aptitudes de los más pequeños.

Sigue leyendo y descubre cómo es este método de aprendizaje impulsará las virtudes de tus hijos.

¿Qué es el método Montessori?

Este sistema de enseñanza parte de la base de que, la enseñanza, es una tarea que requiere dedicación, buen hacer y mucha paciencia. A partir de esas premisas se trabaja bajo el supuesto de que, la educación infantil, debe entenderse desde un prisma desarrollador en el que los niños sean los protagonistas.

Dicho de otra manera, se considera que el niño puede dirigir su propio aprendizaje gracias a sus facultades innatas y espontáneas para aprender. Además, poner en práctica el método Montessori en casa, es muy útil para guiar a padres en cómo entablar una relación educativa armoniosa con sus hijos.

 ¿En qué consiste la educación Montessori?

La educación Montessori consiste en darles la libertad de aprender por sí solos al mismo tiempo que se atienden sus necesidades desde una postura constructiva.

Ciertamente se trata de una labor que requiere trabajo e implicación, pero que dotará a los niños de una autosuficiencia que les permitirá desarrollarse a su ritmo y, lo más importante, ¡despertará su curiosidad por el mundo que les rodea!

Características de este método

Lee atentamente este apartado si quieres comenzar a adentrarte en este sistema pedagógico y ponerlo en marcha en casa. Entre las características definitorias de este método encontramos:

  • Entender que los adultos somos figuras de acompañamiento. Te convertirás en el guía que estará presente cuando tu hijo lo necesite. No intervengas en todo momento, ¡observa y con el tiempo acabarás sabiendo cuándo te necesita!
  • Este sistema suele aplicarse de los 3 a los 6 años, pero cuánto antes comiences, más fácil será para toda la familia.
  • La comunicación con los pequeños de la casa se basa en un concepto crucial: razonar. Restringe el uso del ‘no’ y esfuérzate en darle una explicación acerca del porqué debe dejar de lado un determinado comportamiento. Cuando los niños son muy pequeños, puede ser suficiente con distraerlos y llevar su atención hacia otra tarea.
  • En el método Montessori, el entorno juega un papel crucial. Si te das cuenta, el ambiente en casa está pensado para los adultos. Convierte tu hogar en un lugar accesible y comenzarán a ser más autónomos. Por ejemplo, puedes usar el bidé como su propio lavabo y facilitarle jabón adecuado y una toalla personal. O disponer su propia ropa en cajones fáciles de abrir y a los que puedan acceder para vestirse cada mañana.

metodo montessori ¿Conoces el método Montessori?

¿Qué materiales se suelen utilizar?

Las herramientas y objetos que suelen utilizarse en la práctica del método Montessori en casa tienen un objetivo claro: aumentar la autonomía del niño y desarrollar sus capacidades físicas y mentales.

Aunque cualquier objeto puede llegar a convertirse en una herramienta propia de este método (lo importante es cómo se utilice), existen materiales muy prácticos que te ayudarán a potenciar las principales áreas de desarrollo evolutivo de tu hijo. ¡Veamos algunas!

  • Área de lectoescritura: letras con texturas, cuentos e, incluso, marionetas.
  • Área matemática: juegos de mesa, de fichas, tarjetones con números (si los hacéis en casa, juntos, con cartulina y colores, el ejercicio se verá potenciado) o perlas de recuento.
  • Área de la educación cósmica: un mapa, un globo terráqueo, puzzles o un huerto urbano en casa, ¡debes hacer brotar su imaginación!
  • Vida práctica como ya hemos visto, hay que hacer accesible los elementos que le ayudarán a su higiene y a adquirir sus responsabilidades en casa (taburetes bajos, utensilios de cocina seguros, etc.).

¿Es bueno aplicar el método Montessori?  

Aplicadas correctamente, las actividades educativas del método Montessori desarrollarán el papel activo del niño en su propio aprendizaje. Este hecho concreto le aportará ventajas competitivas en su modo de enfrentarse al mundo y en su desarrollo personal.

Además, el método se centra en estimular su creatividad siguiendo un ritmo personalizado de aprendizaje. Los pequeños se verán liberados de algunas de las frustraciones que puede acarrear la educación tradicional más rígida.

Esta metodología pedagógica se ha hecho muy popular y ya ha traspasado las aulas. Son muchos los padres que optan por informarse y aplicar este método para estimular a sus hijos. ¿Sientes curiosidad?