No hay nada como poder tener un lugar en nuestro hogar en el que podamos tener nuestro pequeño espacio dedicado al medio ambiente. Ese espacio que nos transporte al campo o al bosque por muy lejos que vivamos de él, y hacer un pequeño jardín vertical puede ser la solución ideal.

Muchas veces nos gustaría adornar nuestro hogar, ya sea nuestro jardín o nuestra terraza o incluso una zona de nuestra oficina, con unas flores o plantas que no sólo le den un toque de color al lugar en el que nos encontramos, sino que también sus olores sean capaces de teletransportarnos a recuerdos, lugares ya visitados e incluso incentivar nuestras ganas de viajar a zonas rurales.

Jardín vertical con pallet

Pero, ¿cuánto de caro puede ser construir nuestro propio jardín vertical? ¿Supone mucho tiempo de preparación tendremos que emplear en este jardín? Pues aunque no lo creas, la base de este jardín será un material que puedes reciclar y conseguir casi en cualquier lugar y el resto no te costará casi nada, y de tiempo… ¡menos del que te imaginas!

Podemos colocar diferentes elementos en nuestro jardín vertical, ya sea flores, plantas de distintos tipos o hierbas aromáticas, por ejemplo. El procedimiento para todos ellos es el mismo, por lo que presta atención a los materiales y los pasos que debes seguir.

Materiales:

  • Pallet
  • Tablas de madera
  • Tela de rafia (saco de patatas de plástico, por ejemplo)
  • Clavos
  • Martillo
  • Pintura del color que queramos o, si preferimos, podemos optar por pintura de pizarra que nos dará más juego a la hora de decorar nuestro jardín vertical de manera diaria o cuando nos apetezca.
  • Tierra
  • Plantas

huerto vertical urbano Alegra tu jardín con bricolaje

¡Manos a la obra y a la tierra!

Una vez que ya tengamos todos los materiales preparados y hayamos decidido dónde vamos a colocar nuestro jardín vertical, vamos a organizar nuestra propuesta, paso a paso:

Lo primero que debemos hacer es recortar nuestro pallet para que tenga las medidas que encajen en el lugar en el que queremos colocarlo o bien tenga el tamaño que queremos.

Una vez preparemos nuestro lugar de trabajo, es el momento de comenzar a pintar nuestro pallet y dejarlo secar para poder moldearlo a nuestra forma.

También debemos pintar del mismo color o con la pintura de pizarra las tablas de madera que tendremos sueltas para poderlas colocar a posteriori en el pallet.

Estas tablas sueltas, las deberemos colocar en la zona inferior del pallet (a modo de suelo), en el medio y en la parte superior, así conseguiremos tener tres franjas como si fuesen “gabetas” en las que colocar nuestras plantas.

Las tablas las debemos fijar a nuestro pallet con los clavos y nuestro martillo. No te preocupes si crees que estás poniendo demasiados clavos, es mejor que sobren que no que falten, con 5 clavos sería suficiente, la clave está es saber distribuirlos a lo largo de la tabla.

A continuación, debemos realizar cortes en nuestra tela de rafia para poder colocarla dentro de las gabetas para que podamos pasar al siguiente paso.

Es el momento de colocar la tierra con las semillas entre ella o podemos preferir trasplantar plantas de algunas macetas ya con la planta en crecimiento y ya terminar de rellenar los huecos con tierra de más.

Si lo vamos a colocar en el jardín, por ejemplo, se puede aguantar sobre las propias patas el pallet gracias al suelo creado con la tabla de la parte inferior. Si, por otro lado, queremos colgarlo de una pared, es bueno que coloquemos clavos con un cierto espacio que puedan servir como asentamiento de las diferentes partes del pallet.

Otras cosas que con el bricolaje puedes adornar tu terraza

Podemos utilizar distintos materiales para poder adornar nuestra terraza o nuestro jardín a través del reciclaje e incluso sólo necesitaríamos pararnos a pensar de qué manera podemos darle una nueva vida a muebles o utensilios que ya se encuentren en esta zona.

Por ejemplo, si tenemos sillas hechas con pallets o de cerámica que están en perfecto estado pero ya estás cansado de verlos siempre igual, ¿por qué no cambiarles de color? ¿Pegarles adornos o incluso cambiarlos de lugar en la casa? Hay pequeños detalles que pueden hacer que algo que ya se ha estado utilizando durante mucho tiempo, pueda parecer ser nuevo.

Otra cosa que podemos hacer es introducir algo de estilo bohemio en nuestra terraza o jardín y que forme parte de nuestro proceso de elaboración de una pizarra cuya base sea una tabla de madera que pintemos con pintura de pizarra y que nos sirva para realizar juegos en noches de verano con nuestras amistades, para entretener a los pequeños y pequeñas de la casa, para desearnos buenas intenciones, etc.

Y si necesitas ideas para tener un jardín exterior perfecto, haz click AQUÍ.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here