Cabellos grasos y secos, cada uno tiene un tratamiento distinto. Te damos a conocer los distintos tipos de cabello y trucos para tratarlos.

Cabello graso

El cabello graso es aquel que, a pesar que se lava y se peina con regularidad, prontamente luce sucio, es importante señalar que todo cuero cabelludo saludable produce aceite o sebo por las glándulas sebáceas para proteger el cabello. Sin embargo, cuando la cantidad se excede a la normal se puede señalar que la persona presenta un cabello graso.

Escoge un champú adecuado

Los champus normales tienen un pH entre 4.5 y 6.7. Por esa razón, se aconseja para eliminar el exceso de grasa, adquirir uno más alcalino y que tenga un pH mayor que 6.7.

Enjuagar bien

Es importante, cuando se tiene el cabello graso, enjuagarse bien al lavarse el cabello, ya que los residuos de jabón solo recogen suciedad y aceite más rápidamente.

Evitar los acondicionadores

Estos recubren el cabello lo que puede complicar su condición grasosa. Por ello, se recomienda aplicar una cantidad pequeña de acondicionador solamente a las puntas si están secas.

Lavar el cabello dos veces

Si el cabello es excesivamente grasoso, es aconsejable realizar dos lavados con champú dejando este durante cinco minutos en cada ocasión. Con cada acción se busca una limpieza más profunda.

No cepillar demasiado

Si una persona tiene el cabello con esta condición, debe evitar cepillarse excesivamente, ya que con esta acción está llevando la grasa desde la raíz hasta las puntas.

Dar un masaje al cuero cabelludo al lavarse el cabello

Esto debe realizarse únicamente durante el lavado con el champú con el fin de eliminar algún residuo graso existente, pero nunca después ya que puede provocar mayor secreción de grasa en el cuero cabelludo.

Revisa tus píldoras anticonceptivas

Las píldoras anticonceptivas pueden tener un efecto de incremento en la producción de grasa en el cuero cabelludo. Por ello, resulta conveniente conversar sobre este tema con tu ginecólogo de cabecera.

Aplicar solo en el cuero cabelludo

Después de cada lavado con champú, agua de hamamelis mediante bolas de algodón.

tipos de cabello graso Tipos de cabello, cómo tratar cada tipo de cabello

 Cabello seco

El cabello seco es aquel que se siente como paja y es como voladizo principalmente en las puntas. El cabello seco no se debe usualmente a problemas orgánicos o genéticos sino más bien a la aplicación de compuestos químicos para el cabello como los tintes o decolorantes, exposición al aire y al sol, al uso de instrumentos de peluquería calientes como las tenazas o secadores

Evitar el lavado del cabello frecuentemente

Evita lavar el cabello todos los días, ya que retira tus grasas protectoras haciendo que el cabello luzca pajoso. Por ello, se aconseja reducir el lavado de dos o tres veces por semana

Usar un champú suave

Si vas a usar un champú comercial, procura que sea indicado para el cabello seco con pH de 4,5 a 6,7. Es decir, que sea limpiador acidico suave y uno no alcalino que seca el cabello.

Modelar tu cabello sin calor

El calor contribuye a resecar el cabello por esta razón, se debe evitar la utilización de peines calientes, rollos, secadores o pinzas eléctricas rizadoras del cabello. Es mejor usar tubos plásticos o de esponja que no se calienten durante la noche o dormir con trenzas húmedas y si de todos modos prefieres usar calor se sugiere que utilices el secador de mano en posición baja evitando tirar o estirar el cabello mientras lo estés secando

Usar cepillos adecuados

Los cepillos de cerdas de jabalí o los que tienen las puntas de goma no estiran excesivamente el cabello lo que evita su maltrato y su sequedad.

Dar un masaje en el cuero cabelludo

Para estimular las glándulas productoras de aceite del cuero cabelludo, se aconseja proporcionar un masaje suave durante el champú, para ello, debes usar las yemas de los dedos y no las uñas que pudieran irritarlo.

Poner acondicionador

Se recomienda el uso de un acondicionador que tenga la menor cantidad posible de alcohol, porque el alcohol es desecante. Para ello, verifique que no tenga fragancia.

Cabellos Tinturados

Haber tomado la importante decisión de teñir tu cabello, decolorarlo o aplicar cualquier tipo de cambio que contenga químicos conlleva consigo una seria de responsabilidades y cuidados especiales para lograr que el cabello mantenga un brillo  espectacular y una textura agradable.

Utilizar aceite de almendra

Este nutrirá e hidratara tu cabello y le da mayor fuerza y brillo, es ideal para complementar el tratamiento de las tinturas, puedes aplicártelo una vez a la semana. Dejas actuar en un tiempo de 10 a 15 minutos y después te lavas el cuero cabelludo con abundante agua tibia.

Trucos más importantes

Cuando tiñes tu cabello es utilizar los productos de buena calidad, hay tintes que contienen cremas hidratantes o aceites naturales para darle mayor protección a tu cabello y más brillo, como por ejemplo el aceite de jojoba, si no lo encuentras, puedes adquirirlo en una farmacia y aplicártelo dos veces por semana en tu cabello y luego te lavas con champú.

Utilizar acondicionadores o cremas

Esto mejora diariamente el aspecto y salud de tu cabello y es uno de los trucos de belleza más utilizados.

Si tu cabello es seco y poroso usa un acondicionador sin enjuague, ayudara a mantener la cutícula sellada. También puedes usar una vez a la semana una mascarilla que lo acondicione. Considera que los colores rubios son más frágiles por lo cual debes duplicar la dosis de los tratamientos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here