Los implantes de carga inmediata son los más indicados cuando los pacientes tienen poco hueso maxilar. Estos implantes hacen posible la rehabilitación de la práctica totalidad de los maxilares atróficos.

Las atrofias suelen producirse la mayoría de las veces por las próstesis que se pueden cambiar y con las que se reabsorbe el hueso maxilar, por lo que estamos ante una buena solución cuando lo que se quiere es recuperar la salud, la estética y la funcionalidad después de perder los dientes.

Lo mejor de estos implantes es que quedan colocados en apenas 24 horas, por lo que resultan rápidos y cómodos, permitiendo al cliente recuperar su sonrisa y la funcionalidad de su boca en 1 sólo día.

¿Cómo se colocan los implantes de carga directa?

Vamos con las necesarias fases que son necesarias:

Presentación y limpieza 

Comienza el proceso con una limpieza bucal al paciente, charlando con el doctor, donde explicará el tratamiento a seguir y una serie de consideraciones tanto antes como después de la operación quirúrgica que deberá seguir el paciente.

No solo eso, también se tomarán medidas de la boca para realizar la cubierta individual y se harán fotografías del antes para así poder evaluar los resultados.

Intervención

En la jornada de la operación, el paciente tiene una cita con la clínica, donde lo que se suele hacer es colocar los cuatro implantes en los que se hace es asentarse la prótesis, siendo dos angulados y dos rectos.

En odontólogo lo que hace es tomar medidas para hacer una prótesis en el laboratorio dental y después de acabar el paciente pasa a una Sala de Recuperación, donde debe descansar hasta que le llamen para las diferentes pruebas que se hacen para la prótesis.

Ajuste y pruebas

En las horas siguientes, el paciente debe someterse a una serie de pruebas para poder ajustar la pieza a la anatomía, lo que hará que tenga, tanto la funcionalidad como la estética que se desea. Lo primero es una prueba de la estructura, donde se hace un test para comprobar la mordida, lo que lleva a la mandíbula a su posición individual sobre la mejor posición.

En el caso de la primera versión de esta prótesis se hace con los dientes de canino a canino y después de ver que encaje correctamente y de que se adapta a la anatomía del paciente, se pasa a los premolares.

Cargar las prótesis

Cuando acaba la próstesis y se ha ajustado, se carga sobre los implantes y el paciente lo que hace es irse a su hogar con la nueva sonrisa de la que podrá disfrutar.

Una necesaria recuperación

Si se quiere tener la seguridad de que el tratamiento es el adecuado y queremos tener una óptima recuperación, el paciente tiene que prestar atención a una serie de factores:

Comidas: aquí es necesario comer comidas blandas, en los tres meses después de la intervención, para que puedan asentarse los implantes.

Limpieza bucal: la persona paciente de la intervención tiene que tener una higiene oral escrupulosa para poder contar con implantes toda su vida.

Tabaco: no debe fumarse en el tiempo de recuperación, para que se aseguren de la duración de los implantes.

Otros temas importantes que deben saberse

Cuando el paciente tiene alguna enfermedad, alergia o toma alguna clase de medicación, tiene que avisar al doctor. Esto es fundamental y no tenemos que viajar nunca la guardia.  En el momento en que se haga el tratamiento, el paciente tiene que traer comida blanda y fría para pasar ese día en la clínica.

Una solución rápida

Como puedes ver, la solución de estos implantes de carga inmediata son una posibilidad que los adelantos tecnológicos dan al paciente de unas determinadas características y que son la mejor solución para contar con esos implantes tan necesarios en muchos casos.

Y por último si hablamos de los beneficios que tienen este tipo de implantes respecto a otros, tenemos que:

– Sedación consciente especialmente para reponer toda la boca con dientes fijos en tan sólo un día.

No tener que llevar dentaduras removibles durante la osteointegración, con lo que se adapta mucho mejor a los dientes fijos

– Se asegura una buena osteointegración dinámica, hasta poder poner los dientes fijos definitivos a los 3-6 meses

– El precio del implante dental unitario es 390 euros, realmente competitivo (una vez osteointegrado se coloca la prótesis fija definitiva que cuesta 400 euros, siendo su coste total en clínicas Propdental 790 euros)

Estas y otras acciones las llevamos a cabo en las clínicas Propdental, por ejemplo tenemos una en clínica dental en Badalona, donde podemos realizar estas acciones a precios muy competitivos y contando con los últimos avances en odontología.

Estamos en Avenida del Marquès de Sant Morí 181, Badalona. En le metro azul de la línea 10, parada La Salut. Una ubicación que queda enmedio de las ciudades de Santa Coloma de Gramanet y Badalona.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here