Muchas veces, las personas se imaginan que al tener una piscina, estará siempre limpia, azul y brillante casi como por arte de magia, y cuando meno lo esperan, lo que se encuentran al darse el primer chapuzón matutino, es agua verdosa y turbia que está muy lejos del encanto que se imaginaban al haber comprado su piscina por primera vez.

Eso sucede, desde luego, porque no se hizo un adecuado mantenimiento.

Para evitar este tipo de situaciones, a continuación vamos a revisar algunos productos que puedes comprar para realizar las mejores labores de mantenimiento sobre tu piscina, y que siempre pueda estar en óptimas condiciones para eventos, reuniones y celebraciones, o solo para que te relajes un sábado por la mañana con un buen chapuzón.

Además, debes tener en cuenta que un buen mantenimiento a tu piscina es algo fundamental para alargar su vida útil y que así puedas disfrutarla por muchos años más sin complicaciones y solo lo puedes realiza con buenos productos para el mantenimiento de piscinas.

Productos para la desinfección del agua

Aunque existen otros aspectos a tener en cuenta a la hora de realizar labor de mantenimiento en una piscina, uno de los más importantes a resolver tiene que ver con la cloración del agua y los niveles de PH, que debemos tener bajo control en esta temporada de verano en que las piscinas son tan socorridas.

Cloro

A la hora de realizar el mantenimiento de la piscina, uno de los productos químicos esenciales es el cloro, tradicionalmente utilizado para desinfectar el agua y mantenerla libre de bacterias, hongos y microorganismos que pueden ser muy perjudiciales para la conservación de la piscina, de manera que su mantenimiento es este sentido, es fundamental para mantener el agua limpia y cristalina en todo momento.

Existen distintos tipos de cloro que puedes utilizar para este tipo de labores, entre los cuales tenemos los siguientes:

  • Pastillas de cloro o tabletas
  • Cloro granulado
  • Cloro en polvo
  • Cloro líquido

En cualquiera de las presentaciones que desees utilizar, los efectos del cloro serán similares, solo cambiará un poco la forma de aplicación.

Por ejemplo, dependiendo de lo que utilices, algunos de los productos se disuelven rápidamente en el agua, mientras que otros tardan un poco más, por lo que sus efectos serán de acción más lenta.

Sin importar el tipo de cloro que utilices, es muy importante que primero realices la medición de los niveles de cloro en el agua, para que de este modo, agregues solo la cantidad que requiere tu piscina, niveles que ya vendrán indicados en el envase del fabricante, lo que nos permitirá calcular la cantidad a utilizar de acuerdo a los litros de agua que llene nuestra piscina.

Los niveles de cloro que deben tener tu piscina son de 1 a 3 partes por millón (PPT), y para revisar que todo esté en orden, debes medirlos por lo menos una vez a la semana.

Dependiendo de ciertas condiciones, como que tanto la utilices, de las condiciones meteorológicas, o del estado general del agua, puede que tengas que hacer una revisión diaria de tu piscina.

piscinas Productos para el mantenimiento de piscinas

Electrolisis salina para limpiar tu piscina

En la actualidad, además del cloro, están surgiendo otro tipo de productos que están rindiendo muy buenos resultados para desinfectar el agua, como por ejemplo, la sal.

Se trata de aplicar la electrolisis, que básicamente consiste en simular la misma acción que ejerce la sal marina sobre el océano, pero en este caso, sobre la piscina de nuestra casa.

Si compras una máquina de electrolisis salina, puedes limpiar tu piscina utilizando únicamente sal, pero descuida, la proporción en relación a la cantidad de sal en el océano, es nueve veces menor a la que podrías encontrar en el mar, por lo que tu cuerpo no tendrá los mismos efectos adversos que te puede producir la sal cuando nadas en la playa.

De esta forma, una vez que ya tengas la máquina de electrolisis salina, lo único que tendrás que comprar es sal, que se transforma en hipoclorito sódico, un desinfectante muy potente que funciona de maravilla a penas con unos cinco gramos de sal que agregues por cada litro.

Oxígeno activo

Al igual que el cloro, el oxígeno activo también puedes adquirirlo en distintos formatos: Pastillas, granulado y líquido.

Este se recomienda especialmente para las piscinas cubiertas, pues el problema con estas es que al estar en áreas cerradas, pueden expedir vapores que genera el cloro cuando hace demasiado calor.

Sin embargo, el oxígeno activo también puede utilizarse sin problema en una piscina descubierta, y un punto a su favor, es que no produce irritaciones en la piel o en los ojos, ni tampoco desgasta los trajes de baño, como puede ocurrir en el caso de otros químicos como el cloro.

El oxígeno activo funciona al entrar en contacto con el agua de la piscina, de tal forma que libera una sustancia que se encarga de detener la actividad de los residuos orgánicos, eliminándolos de forma limpia y segura para ti.

Como te habrás dado cuenta, el mantenimiento de una piscina es una tarea que puede sonar complicada al principio, pero volverse bastante sencilla si realizas la investigación oportuna para hacerlo bien.

Para ello, lo principal que hay que tomar en cuenta, como en casi todos los casos, es la constancia en las tareas de mantenimiento y en investigar detalladamente en qué consisten los procesos de limpieza y conservación de una piscina.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here