Inicialmente la depresión melancólica era considerada como una enfermedad mental separada. En la actualidad, la Asociación Americana de Psiquiatría (APA) considera a la depresión melancólica como una forma de trastorno depresivo mayor.

Para las personas que padecen de esté trastorno es complicado llevar una vida normal. Por ello, si piensas que puedes padecer de depresión melancólica es conveniente que conozcas sus síntomas y tratamientos.

¿En qué consiste la depresión melancólica?

La depresión melancólica es una condición de salud mental que se caracteriza por la aparición de sentimientos de tristeza y desesperanza, intensos y persistentes. Es un trastorno que puede afectar de muchas maneras la vida personal, laboral y académica de quienes la padecen.

depresión melancólica qué es ¿Qué es la depresión melancólica? ¿Cuáles son sus síntomas y tratamientos?
Depresión melancólica

Además, está enfermedad puede afectar el comportamiento y el estado de ánimo. Incluso puede alterar diferentes funciones físicas como el sueño y el apetito. Una persona con depresión melancólica a menudo experimenta una pérdida de interés en actividades que alguna vez disfrutaban.

Ocasionalmente, las personas con depresión melancólica pueden llegar a sentir que no vale la pena vivir. En cuanto a la gravedad y el tipo de síntomas de esté tipo de depresión, varían mucho de persona a persona.

¿Cuáles son los síntomas de la depresión melancólica?

Gran parte de los síntomas de la presión por melancolía pueden mejorar con tratamiento, el cual puede consistir ya sea de medicamentos o terapias conversacionales.

En algunos casos hay quienes experimentan los síntomas comunes de la depresión melancólica, mientras que otros pueden llegar incluso a desarrollar síndromes adicionales, incluyendo la catatonia y la melancolía.

Sí crees que padeces de esté trastorno, echa un vistazo a los síntomas de la depresión melancólica:

  • Tristeza extrema que persiste durante un largo período de tiempo.
  • Una notable falta de energía o sentirse fatigado todo el tiempo.
  • Pérdida de interés en actividades que antes eran agradables.
  • Sentimientos de ansiedad e irritabilidad.
  • Cambios en los movimientos del cuerpo. Por ejemplo, sacudir la pierna cuando antes no lo hacías.
  • Comer demasiado o comer muy poco.
  • Dormir demasiado o dormir muy poco.
  • Intentar, hablar o pensar en el suicidio.
  • Dificultades para concentrarse, tomar decisiones y recordar cosas.

Adicionalmente es posible que se experimenten características melancólicas tales como:

  • Un profundo sentimiento de desesperación o inutilidad.
  • Pérdida de placer por todas o gran parte de las actividades diarias.
  • Constantes interrupciones al dormir.
  • Un sentimiento de culpa excesivo y persistente.
  • Una notable pérdida de peso.
  • Síntomas depresivos que empeoran por las mañanas.
  • Desinterés por las noticias y eventos positivos.

¿Cómo se diagnostica la depresión por melancolía?

Debido a que ya no se reconoce a la depresión melancólica como una forma distinta de depresión, está se diagnostica como un “trastorno depresivo mayor con características melancólicas”.

Para diagnosticar la depresión melancólica el especialista médico usualmente realiza las siguientes preguntas:

  • ¿Experimentas dificultades para levantarte de la cama y comenzar tu día?
  • ¿Has notado un cambio en tus patrones de sueño?
  • ¿Cómo duermes?
  • ¿Tus síntomas usualmente empeoran en la noche o por la mañana?
  • ¿Experimentas problemas de concentración fuera de lo normal?
  • ¿Cómo es un día cualquiera en ti vida?
  • ¿Haz modificado tu rutina diaria recientemente?
  • ¿De haberlo, qué es lo que mejora tu estado de ánimo?

¿Cómo se trata la depresión melancólica? ¿Cuáles son los tratamientos que existen?

Con respecto al tratamiento de la depresión melancólica, a menudo se prescriben antidepresivos, incluyendo Prozac,Paxil o Celexa. No obstante, muchas personas que tienen esté trastorno con características melancólicas, responden de mejor forma a los antidepresivos tradicionales. Estos incluyen los antidepresivos tricíclicos o los innhibidores de la monoaminooxidasa.

Lo que hacen estos medicamentos es ayudar a inhibir en el cerebro, la descomposición de la serotonina y la norepinefrina. En ocasiones determinados antipsicóticos atípicos como el aripiprazol, también se utilizan como tratamiento. En esté caso lo que se busca es incrementar el efecto de los antidepresivos.

Otro tratamiento de la depresión melancólica es la terapia de conversación, la cual se recomienda para personas que tienen esté trastorno con características melancólica. La combinación de estos dos tratamientos suele ser lo más efectivo.

La terapia de conversación consiste simplemente en reunirse con la persona para determinar los síntomas y problemas relacionados. Dicha terapia puede ayudar a las personas que padecen depresión melancólica de las siguientes maneras:

  • Reemplazar sus creencias y comportamientos negativos por pensamientos positivos y saludables.
  • Adaptarse a una situación de crisis u otro evento estresante.
  • Mejorar sus habilidades para comunicarse con los demás.
  • Incrementar su autoestima.
  • Hacer frente a cualquier desafío y resolver sus problemas.
  • Tomar el control de su vida y volver a experimentar el sentimiento de satisfacción.

Finalmente decir también que en casos extremos y severos, es posible que se recomienda una terapia electroconvulsiva para ayudar a aliviar los síntomas. Esté tratamiento implica conectar electrodos en la cabeza del paciente para enviar impulsos eléctricos a su cerebro, con el objetivo de provocar una ligera convulsión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here