A diario enfrentamos situaciones estresantes que en mayor o menor grado afectan nuestras vidas. Desde los atascos en el tráfico, hasta preocupaciones más graves como la enfermedad de un ser querido. Reducir el estrés se vuelve algo necesario.

Pero sin importar cuál sea la causa, el estrés se apodera de nuestro cuerpo acelerando el ritmo cardíaco, la respiración y tensando los músculos. A esto se le conoce como “respuesta al estrés”. Esto es considerado como una reacción normal del organismo antes situaciones amenazantes.

Las situaciones desafiantes en nuestro día a día pueden desencadenar una respuesta al estrés. Y si bien es cierto que no podemos evitar todas esas fuentes de estrés en nuestras vidas, existen formas más saludables de combatir dichas situaciones.

Las mejores técnicas de relajación para reducir el estrés

Para reducir el estrés y llevar una vida más saludable y placentera, a continuación te compartimos las mejores técnicas de relajación.

cómo reducir el estrés en tu vida Técnicas de relajación para reducir el estrés en tu vida
Reducir el estrés es bueno para tu salud

Enfocarse en la respiración

Se trata de una de las mejores técnicas para reducir el estrés y relajarse. Consiste en tomar respiraciones largas, lentas y profundas. Conforme respiras, desconectas suavemente de tu mente de cualquier distracción y sensaciones.

La técnica de enfocarse en la respiración puede ser particularmente útil en personas que experimentan trastornos alimenticios ya que les ayuda a enfocarse en sus cuerpos de una forma más positiva.

Eso si, está técnica no es la más adecuada para personas que tienen problemas para respirar o que sufren de alguna enfermedad respiratoria o insuficiencia cardíaca.

Análisis corporal

Otra forma de combatir el estrés eficazmente es combinando la técnica del enfoque en la respiración con la técnica del análisis corporal. La relajación muscular progresiva te ayudará a deshacerte del estrés.

Para ello, luego de unos minutos de respirar profundamente, simplemente tienes que enfocarte en una zona de tu cuerpo o un conjunto de músculos a la vez. Luego liberas cualquier tensión física que experimentes en ese lugar.

Al hacer esté análisis de tu cuerpo contribuyes a incrementar tu conciencia respecto a la conexión entre tu mente y tu cuerpo.

En caso de que hayas tenido una cirugía reciente que afecte tu análisis corporal o que tengas otras dificultades para poder realizar está técnica, seguramente no obtendrás los mejores resultados.

Evocar escenas relajantes

Está técnica consiste en concentrarse en imágenes o escenas relajantes, las cuales pueden ser desde algún lugar en especial o experiencias en tu mente que te ayuden a relajarte y enfocarte.

Si lo prefieres puedes utilizar alguna aplicación móvil para visualizar esté tipo de imágenes relajantes. Sin embargo, es importante que estás imágenes sean relajantes y de preferencia que tengan un significado personal.

Evocar imágenes relajantes puede ayudarte a reforzar la visión positiva de ti mismo y de la vida. En aquellas personas que tienen pensamientos intrusivos o que les resulte complicado concentrarse en esté tipo de imágenes, está técnica será más complicada.

La meditación total para reducir el estrés

La medicación completa o total es una técnica de relajación para reducir el estrés que implica sentarse cómodamente, enfocarse en la respiración y atraer la menta al momento actual.

Es fundamental no dejarse llevar por las preocupaciones acerca del pasado o el futuro. Y dado que las personas con ansiedad, depresión y dolor experimentan buenos resultados con está técnica, sin duda es adecuada para reducir el estrés.

El yoga, Tai chi y Qigong

Se trata de tres artes antiguas que mezclan la respiración rítmica con un conjunto de posturas y movimientos fluidos. Lo genial de utilizar estás técnicas de relajación para reducir el estrés es que sus aspectos físicos brindan un enfoque mental que contribuyen a eliminar todos esos pensamientos acelerados.

No solo eso, el uso de estás técnicas también pueden mejorar la flexibilidad y el equilibrio. Sin embargo, sí eres una persona inactiva o que padeces de alguna enfermedad o condición incapacitante, probablemente estás técnicas te resulten demasiado desafiantes.

Por ello, antes de realizarlas es importante que consultes con un médico.

Orar repetidamente

Está técnica de relajación consiste simplemente en repetir una oración o frase corta mientras te enfocas en la respiración. Se trata de una técnica que puede ser particularmente útil si eres una persona muy religiosa o espiritual.

Reducir el estrés en tu vida

Al final es importante que no te enfoques únicamente en una sola técnica de relajación. De hecho lo más recomendable es que pruebas varias técnicas para determinar cuál es la que mejor funciona para ti.

De preferencia haz del intento por practicar estás técnicas de relajación durante al menos 20 minutos al día. Aunque solo un par de minutos pueden hacer una gran diferencia, cuanto más tiempo pases practicando y con más frecuencia lo hagas, mayores serán los beneficios.

Al final es más probable que termines eliminando el estrés en tu vida, adquiriendo al mismo tiempo, hábitos mas saludables.

Si después de probar estás técnicas, tu problema de estrés no desaparece, es buena idea consultar con un especialista de la salud para que te recomiende algún tratamiento adicional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here